Todo mal es un desenfoque

Unas gafas de ranuras, hilos y pinholes ayudan a enfocar haciendo muecas con la pinza de los párpados. Otras pinzas que ayudan al enfoque son: la mueca de los labios, la nuca contra los hombros, tensiones en la pinza de las manos y de los pies. El primer programa o la orden primera es “no caer”. No caer es la causa de las adicciones a drogas que excitan el corazón.  Enfocar es el segundo programa vital de nuestro sistema. El cuerpo es un instrumento óptico y hace lo que sea para mantenerse enfocado. Las moscas volantes son anclajes visuales en los que el ojo se enfoca para no caer, para no sufrir vértigo. El sistema elige éste, “no caer” que es el primer programa y sacrifica el  segundo “ver bien” a cambio del primero “no caer”.

 

Las gafas de hilos evitan y recuperan ambas aberraciones el vértigo y el desenfoque.

http://www.gafasdehilos.com