SINTERGÉTICA DE LA SINTERGÉTICA Y DEL PULSO

Este artículo se lee mejor y sin links rotos dentro de los frames de www.sensoterapia.com.co en el link síntesis del sitio.

CORAZÓN Y AURA PULSAN 

DETERMINISMO O LIBRE ALBEDRIO  EN LA MATRIX

HAY UN PULSO QUE NOS GOBIERNA Y DETERMINA

EL TÁLAMO, TRONO DEL YO SOY Y DEL ENSUEÑO

ADICCIÓN A LA COCAINA O A ACELERARSE?

OSCILACIONES EN EL CEREBRO Y EN EL TERCER OJO

ADICTOS A: GAFAS, BULIMIA, ANOREXIA Y A SUFRIR

ADICCIÓN AL DEPORTE, A LA ADRENALINA

MARCAPSOS CARDIACO, CEREBRAL Y GENITAL

CUAL MARCAPASOS MARCA EL PASO?

DISFRUTANDO DEL DOLOR Y SUFRIENDO POR PLACER

COLESTEROL, OBESIDAD, MOCOS, MOSCAS VOLANTES

CIRCULACIÓN DE LA ENERGÍA POR LOS CHACRAS

LOS SUTRAS, NADIS, HILOS, EL HILO DE VIDA

REPROGRAMANDO DESDE EL PULSO

SENTIMOS CON LA SANGRE DONDE HAY SANGRE HAY PASIÓN

TRATAR A ALGUIEN ES TRATARLO

LA HOMOSEXUALIDAD NO ES NORMAL  

 

SINTERGÉTICA DE LA SINTERGÉTICA Y DEL PULSO

La sintergética del doctor Jorge Carvajal es la síntesis de la bioenergética, de él aprendí ambas. El espiritu de la síntesis tiene su maxima expresión en una gran teoría de unificación una que integre desde la gravedad hasta la cuántica y la consciencia.  En este sitio se sintetisan todas las terapias en lo que es el ejercicio síntesis y la circulación 7-1-7-4-9-10-11 que es la forma como la energía fluye por los chacras o plexos de energía; esas conexiones se resumen con los pictogramas, esas conexiones  conectan el cuerpo 1-7 con el aura 8, 10, 11, 12 y con el pulso del corazón 9. La restitución de este pulso o circulación es la síntesis de la sintergética, la bioenergética, la Aurículomedicina de Nogier, la acupuntura de los chinos, el ayurveda, la sanación pránica y en general cualquier terapia de sanación. El  bloqueo de este pulso o circulación es la enfermedad. El pulso de Nogier se correlaciona con el pulso del aura y de los tres marcapasos y por estas correlaciones, que son cuánticas, el pulso se convierte en el tan buscado sistema de procesamiento de información que es el asiento de la consciencia y del sentir.   

CORAZÓN Y AURA PULSAN 

La energía son fotones, son luz que llamaremos (S) se Senso. Esa luz (S) erecta el pulso (P) y ambos energía (S) y sangre (P) inducen el músculo a una acción que llamaremos Gimnasia (G). Todos somos Gimnastas Pulso Sensibles GPS. La energía S se puede ver frente a los ojos como anillos de colores y se puede escuchar como un sonido interno C5 , «un grillo interior». Ese sonido (S) resuena en la garganta generando ganas de carraspear; trate de no carraspear o mejor cuente números escuchando su voz, notando que esa electricidad (S) da agudos a (P) el corazón (representado por el tríangulo en estos pictogramas ) y esa unión de bajos y agudos da el  placer de oírse. Cuando vea esos punticos frente a sus ojos o vea luces y/o colores en la pantalla visual, mire si sus ojos internamente están enfocando cerca o lejos . Note que si se enfocan cerca (o cuando esa pantalla visual se le viene encima) usted se siente tenso/a; pero cuando el plano de enfoque se aleja, usted se relaja o se siente conectado hasta los pies . Todos funcionamos por un aura que se ve como anillos de colores o punticos de colores. Cuando esa aura se contrae , el Pulso se acelera haciendo más cortas las pausas entre un pulso y otro. Y cuando el aura se expande, P se frena haciendo más largas las pausas . Ese plano áureo expandido se ve como una inmensidad y se escucha como un sonido interno grave que le da a la voz un eco, como el de una caverna. Cuando el aura se contrae, el sonido interno es como el de grillo y la voz es aguda. Esos punticos S forman anillos dan el escalofrío de la piel C7 dan una electricidad que erecta G a los músculos piloerectores, eriza la piel y le da el tono eléctrico (S) al corazón (P) y a la voz .

DETERMINISMO O LIBRE ALBEDRIO  EN LA MATRIX

En el libro la nueva mente del emperador de Roger Penrose, el especialista en teoría de la relatividad más prestigioso del mundo, se describen los siguientes experimentos que sugieren que la consciencia, "el yo voluntario", sólo es un pasajero que "observa el presente en pasado", como cuando vemos un gol por TV satelital que lo vemos retrazado un segundo del tiempo real. En 1976 en Alemania: Deecke, Grotzinger y Kornhuber le pidieron a sujetos de experimentación que movieran su dedo índice (como tirando de un gatillo) y observaron en sus electroencefalogramas (EEG) que los cambios eléctricos en el cerebro, responsables de ese movimiento, ocurrían un segundo antes que ellos decidieran hacerlo. En 1979 Benjamín Libet de la U. De California, colocó electrodos en el cerebro de pacientes sometidos a cirugía y sólo después de medio segundo de haber estimulado sucerebro ellos relataban haber sentido. Sumando este medio segundo de retrazo para el cerebro procesar y un segundo o segundo y medio para darse cuenta que en el cerebro se tomó la decisión de gatillar el índice, hay un retardo de casi dos segundos entre el tiempo del cerebro y el tiempo de nuestra realidad. Entonces, ¿quién es culpable a la hora de gatillar un fusil, si un segundo antes de que yo "tome la decisión" ya esas ondas «habían hecho su clímax, su gol»?. 

HAY UN PULSO QUE NOS GOBIERNA Y DETERMINA

En definitiva: es en las ondas del (EEG) ElectroEncefaloGrama, donde realmente se toma una decisión, 1 segundo antes de que «yo lo decida». Los impulsos eléctricos del EEG son el Senso (S) y se ven frente a los ojos como luces, colores, punticos, anillos que van y vienen, espirales que se abren y se cierran. Del mismo modo, 1 segundo antes de uno «decidir» tener un orgasmo, estas ondas del entrecejo se excitan, se aceleran, alcanzan un color, un brillo de más alta frecuencia y hacen su pico . Una vez que ese pico se ha alcanzado, uno "decide" eyacular . Nadie dice voy a tener un orgasmo y lo tiene con la misma facilidad con que decide mover un dedo; si «decide eyacular» tiene que hacer Gimnasias (G) que aumenten el Senso (S) y el Pulso (P). Pero muchas veces sin decidirlo se tiene un orgasmo, cuando esas GPSs acercan las oscilaciones de sus neuronas (S) a un clímax donde, en el vórtice de colores del entrecejo, se decide disparar el reflejo adrenérgico de lucha y fuga, y es entonces cuando (1 seg después) el yo "voluntario" «decide» eyacular. Ese "yo voluntario" llega 1.5 segundos tarde a la toma de la decisión. En conclusión, las decisiones no se toman en la voluntad consciente, se toman en el vórtice palpitante del entrecejo, y no son un impulso racional, son un pico energético, son un potencial de acción eléctrico (Senso). Quizá ya todo esté predeterminado en la "Matrix", quizá sólo somos clones corriendo un programa inevitable, incambiable; programa éste que corre tan rápido que no hay tiempo para que la consciencia lo modifique y en el acto mismo de actuar «sólo somos pasajeros» (Roger Penrose, la nueva mente del emperador) y expectantes del programa. El lector sentirá rebeldía, incorformidad y hasta indignación con este determinismo, ¡que bueno si lo siente! porque debemos revelarnos del automatismo de la Matrix y la GPS tiene las claves para hacerlo. Lo único que nos queda frente al destino es, cambiar la interpretación de lo que nos ha pasado. Ese cambio de interpretación, ese decidir que interpretar, es nuestro único libre albedrío, es la única elección que nos queda; así, lo que se interprete hoy será el ensueño que se dramatizará mañana. Interpretar es programar. Lo que siento lo interpreto según mi ensueño. Lo que interpreto hoy programa mi ensueño, mi mañana.

EL TÁLAMO, TRONO DEL YO SOY Y DEL ENSUEÑO

Rodolfo Llinás lee el cerebro como una rueda cuyo eje central es el tálamo (que significa trono). Por cada 1 radio que va de los sentidos al «trono talámico del yo», hay 10 o hasta 100 radios de la corteza al «trono talámico». Eso implica que pesa más, en relación de 10/1 o 100/1, lo que soñamos (mundo interno, la corteza) que la realidad de afuera (mundo externo, los sentidos). Cada «voz» que llega de los sentidos (el mundo real afuera) al tálamo (donde la consciencia lee el ensueño) se oye entre 10 o hasta 100 «voces» de la corteza (del programa interno, del ensueño) al tálamo. Entonces: 1) si el ensueño de la corteza es 100/1 más importante que el input que los sentidos perciben y 2) si lo que decidimos ya está decidido un segundo antes en el S del cerebro, entonces ser con-siente no es ser: racional, ilustrado o «entendido», la verdadera consciencia consiste en: 1) saber reprogramar el ensueño con-siente-mente y 2) en lograr reducir al máximo ese desfase entre lo que se siente en el S, en en la energía de los osciladores cerebrales (EEG) y los del P, del corazón/Pulso (EKG) tardando menos de 1 segundo para ejecutar las Gimnasias de los osciladores musculares (EMG electromiograma). Un camino para lograr estas metas es acercarse al orgasmo sin eyacular. Cuando no se cae en la sobrecarga preorgásmica, se mantiene la conexión de las Gs pélvicas con ese pulso SP que es sobre el cual cabalga el ensueño. Y eso se logra observando esta pantalla del entrecejo, mirando los colores (S), los hilos de luz que se alcanzan (es decir las muecas) que se producen con cada roce, con cada caricia, con cada esfuerzo, con cada Gimnasia (G). Como este pulsar es lo más vital, el ensueño del yo busca cosas que justifiquen la expanción (depresión) y cosas que justifiquen, el acelere (taquicardia). A veces se es más adicto a el acelere que a el cigarrillo, la cocaina y la drogas que aceleran o se es más adicto a la expansión que al alcohol, la marihuana, o las drogas que relajan .

ADICCIÓN A LA COCAINA O A ACELERARSE?

Muchos adictos en su crisis de «sed» por la cocaína han logrado reconocer esta confusión mediante las rayas. Al ir rayando, haciendo espirales, cuando las rayas se van cerrando hacia el centro de la espiral o la velocidad del rayado se va aumentando, o las espicas de las rayas se van haciendo más pequeñas, su ensueño les dice que se están acelerando, que algo los comprime o que la cabeza y el pecho se les oprime; la opresión es tanta que quisieran moverse (G), acelerar más su rayado (G), sentir más miedo, más rabia, salir corriendo ... Al máximo de su excitación, en el clímax del rayado: explotan, suspiran, exhalan, gritan, se quejan y/o lloran y luego relajan, rayan saliéndose del pico de la espiral o desplazan el lápiz con trazos más lentos, , más amplios, más relajados, a la vez que leen ese tono bajo desde su ensueño como: culpa, depresión, , impotencia. Y de nuevo, cuando rayan hacia los tonos agudos de la espiral lo interpretan como: rabia, miedo, estrés. Siempre que se acelera su pensamiento regresael trazo hacia el centro de la espiral o aceleran el rayado. Ese clímax luego los dejará en el vacío y de nuevo en el acelere para volver al vacío. De tanto rayar y rayar se dan cuenta que ese ir y venir subir y bajar es un circuito, es el pulso de su energía que determina su ensueño. Así, al mirar el telón de anillos de colores del entrecejo, descubren que cada que rayan hacia el centro de la espiral, y se aceleran sus gimnasias es porque el telón de fondo del entrecejo (la envoltura áurea ), se le está viniendo encima, acercándose a sus ojos, oprimiendo su ceño y su entrecejo y que cuando estas capas o anillos, se empieza a alejar a hacer su diástole (como un gran corazón externo), 1 segundo después, él toma la decisión de rayar hacia afuera de la espiral, de enlentecer y alargar los trazos, las espicas. Ese pulso debería ser programado para en la contracción sentir excitación y en la expansión relajación.

OSCILACIONES EN EL CEREBRO Y EN EL TERCER OJO

Las espicas del EEG, del EKG, las espicas del rayado, los colores del entrecejo, los tonos del pulso, las moscas volantes son el sonido/voz de la energía que los pictogramas pintan; conocerlos es conocer esa espiral eléctrica que decide por nosotros. Si los anillos de colores del entrecejo (S) son la forma como podemos ver las ondas del EEG que nos manipulan, las rayas son la gimnasia (G) con la cual podemos amplificar voluntariamente estas espicas sin necesidad de usar los detectores eléctricos del EEG. Igual que estos adictos, todos a nuestro modo, estamos atrapados en esa espiral del entrecejo: los claustrofóbicos no temen encerrarse en un lugar, temen sentir su aura contraída , porque eso les oprime todos los centros; los que le temen a las alturas y los miopes, temen sentir su aura expandida, prefieren mantener su foco visual cercano y controlado antes de caer en la inmensidad que los haría sentir pequeños, deprimidos, perdidos, lentos. El ojo del miope elige aferrarse a un hilo, a una mueca, a un enfoque cercano, antes que sentir el mareo de la inmensidad.

ADICTOS A GAFAS, BULIMIA, ANOREXIA Y A SUFRIR

Lo que nos motiva y lo que genera el ensueño que nos maneja es el pulso, el ir y venir aureo; incluso un maestro del psiquismo como Freud, no logra sobreponerse a su adicción a la nicotina y muere a causa de un cáncer en la boca; millones de adictos a: la cocaína, al alcohol, al sexo, a la eyaculación, a la homosexualidad, a las gafas, a la depresión, al valium, a la bulimia o a la anorexia, que prometen, juran y eligen no volver a caer, terminan «eligiendo» ese mismo circuito. Culpándose y dándose golpes de pecho, «atrapados en la matrix», esperan la siguiente oportunidad en la cual tampoco habrá elección, porque el programa vuelve y se instala 1,5 segs antes de que el «guardián con-siente» pueda «elegir». Caemos una y otra vez víctimas de la última interpretación que le dimos al evento. Solución? rayar y rayar, al final de cada caída, de cada frustración, con cada sensación de malestar, con cada dolor; solo pare de rayar cuando sonria, sienta placer y logre una interpretación favorable de aquello que acaba de vivir. Nunca deje una sensación desagradable «por ahí» despertando en su ensueño, y en los que lo perciben, pensamientos/programas negativos. El cuerpo siempre termina disfrutando con cualquier sensación por desagradable que parezca. Lo que interprete al rayar sobre ese circuito de sensaciones que acaba de sentir será el programa inevitable, inmodificable que correrá en el futuro, la próxima vez que su ensueño vuelva con este circuito energético, con esas sensaciones. Cuando raye, repita mentalmente el sonido del lápiz. Otra opción es contar números y escuchar los acentos de su voz. Usted es «adicto» a estos tonos depresivos de su voz; esas pausas y aceleres, igual que las rayas, son su ritmo más primario.

ADICCIÓN AL DEPORTE, A LA ADRENALINA

La máquina en la que estamos atrapados tiene dos ritmos: el de corazón acelerado por la adrenalina del simpático y el de corazón lentificado por la acetil colina del parasimpático. En más de 20 años tratando adictos, algunos de los casos más difíciles que he visto son corazones que en un pasado fueron deportistas de alto rendimiento, corazones lentos de 45 a 55 pulsaciones por minuto que permitían a sus dueños ser los mejores, los cuales, motivados por el placer de ganar, se volvieron adictos a competir. Exigiéndose al máximo se volvieron adictos al clímax adrenergico donde su corazón alcanzaba, con la cima de la victoria, los topes más altos de frecuencia cardiáca. Pero, al dejar de entrenar fueron: la nicotina, el estrés, los problemas los que lo siguieron acercando a esos picos altos; pero ya no con tanto placer. En un paro cardíaco hay tres posibilidades de reanimación: 1) inyectar adrenalina intracardíaca y eso erecta el corazón , 2) aplicar una descarga eléctrica (electrochoque) o 3) "reiniciarlo con la mano", haciendo una presión fuerte sobre él para empujar la sangre y lograr que ese fluido, portador de cargas eléctricas indusca la chispa eléctrica, al desplazarse por el embobinado formado por los conductores arteriales (como induciendo un motor ). Todos somos «gimnastas de alto rendimiento»; alguna vez interpretamos la frecuencia cardíaca lenta o bradicardia, como morir y huyendo de «esa muerte» o de la bradicardia, fabricamos una personalidad ansiosa por buscar las gimnasias, esfuerzos, masajes, choques y demás formas posibles de eyectar adrenalina y mantener el corazón vivo. «El deportista más entrenado, el que más corre, es el que más miedo tiene a morir». Ese pulso / es el que nos maneja.

MARCAPASOS CARDIACO, CEREBRAL Y GENITAL

El pulso del entrecejo es un marcapasos arriba que se repite en cada anillo corporal. El corazón es el anillo muscular central que palpita al ritmo del aura , la cual puede ser vista como esos anillos de colores que van y vienen frente a los ojos . El corazón es el marcapasos central . Hay un tercer marcapasos abajo, en los genitales, donde los anillos pélvicos del ano y los genitales pulsan retroalimentando con placer esa pulsación del entrecejo y la del pulso cardíaco . Cuando los tres marcapasos están sincronizados hay placer

CUAL MARCAPASOS MARCA EL PASO?

Vimos que el máximo pico , que dispara la elección, se hace en el entrecejo (EEG), 1.5 segs antes de decidir actuar, antes de hacer la gimnasia; pero en el sexo, ese pico del entrecejo puede ser un eco del pico que alcanzó el cuerpo de la pareja, es decir que la decisión de tener un orgasmo no vino del propio cerebro, del entrecejo, sino que fue inducida desde afuera, desde el cuerpo excitado de «Eva», cuerpo que visto en posición fetal tiene forma de cerebro, o ese orgasmo fue inducido desde la electricidad de sus nalgas que vistas de cabezas, refulgen como si fueran los hemisferios cerebrales excitados, oscilando y vibrando «abajo» como oscila el cerebro arriba. Este comparar el EEG del cerebro con el oscilar «sexy» del cuerpo o las nalgas de «Eva», es para decir que el arriba es espejo del abajo y yo de ti . Reprogramar el ensueño es más fácil cuando la espiral que toma las decisiones es una sola: arriba, abajo, afuera y adentro ; esto sólo se logra en el fondo del vientre de la mujer que se ha hecho «una con uno» en un orgasmo continuo. Esta opción dignifica la sexualidad humana y la lleva más allá de lo «atractivo», de lo primario/instintivo. Muchos adictos a las drogas, al pánico o a la homosexualidad alegan que su vida es normal y lo es, porque al fin y al cabo corren el programa y cada quien es libre de ser/padecer su programa como quiere; pero quien quiera reprogramar con-siente-mente esa espiral que lo maneja, lo puede hacer: al rayar, al ver colores, sentir el pulso, aprender el código de los pictogramas que nos manejan, ver los hilos o moscas volantes y de un modo más sublime en la GPS sin «mocos» ni descarga .

DISFRUTANDO DEL DOLOR Y SUFRIENDO POR PLACER

Siempre hemos interpretado el orgasmo como un estado de placer; pero también existe su imagen en espejo, el orgasmo de dolor . Lo común entre estos dos orgasmos es una máxima liberación de adrenalina, son un estado acelerado o simpático de taquicardia , temblor, sudor, secreciones mucosas y aura contraida con cuerpo erecto y tenso. Nunca hemos pensado que «la eyaculación es una fuga evitando la sobrecarga del placer caundo ya casi raya en dolor». Ese climax de tensión placentera se repetirá luego en el devenir pero con dolor cuando respondamos sin control y acatemos que nos equivocamos 1 segundo despues del acto y sin darnos cuenta disfrutemos de la rabia, del llanto, de la tensión, del coraje. Siempre hemos pensado el parto como un estado de dolor; pero existe el parto con placer y, cambiando sus códigos de interpretación y pulsando en fase, varias mujeres han logrado sentir en el expulsivo un estado de placer superior al orgasmo.

COLESTEROL, OBESIDAD, MOCOS, MOSCAS VOLANTES

Los mocos reciben muchas interpretaciones: unas buenas, otras malas, otras repulsivas; aquí daremos una nueva visión sobre lo que es un moco: cuando sobra energía, esa sobrecarga genera gimnasias inconscientes que llamaremos "mocos"; definimos moco como todas aquellas secreciones glandulares que humedecen los tejidos, favoreciendo la conducción eléctrica de esa energía excedente que se ha quedado sin un vehiculo o función que la utilice favorablemente. Según esta interpretación, cuando la piel no es capaz de conducir la electricidad en seco, las glándulas sudoríparas secretan sudor y eso favorece la conducción. Lo mismo pasa con las lágrimas o el semen. Los mocos nasales y de la garganta se producen cuando una electricidad no bien manejada da carraspeo. Si esa sobrecarga llega a los ojos da mucosidades en los párpados, lagrimeo y moscas volantes en el humor vítreo, moscos que llamamos hilos C11. Si en ninguno de estos sitios esa energía excedente es asumida, se profundiza al corazón y a los vasos; allí es el colesterol el que cumple esa función de "mocos" que definimos antes. En la capa subdérmica esa sobrecarga se manifiesta como depósitos de grasa y obesidad. 

CIRCULACIÓN DE LA ENERGÍA POR LOS CHACRAS

La energía desciende de la coronilla (7) al ano (1) y vuelve a 7 pasando por los genitales (2), el plexo emocional (3), el plexo afectivo (4) la garganta y oidos (5) el entrecejo (6) y regresa al centro, al pecho 4 y de lo profundo del corazón 9 sale con un respiro del esternón 10 a la superficie. Todo ciclo de estos: 7-1-7 -4-9-10 termina en los ojos, en un hilo C11 y aunque nadie reconoce los hilos, ellos desenfocan la imagen, haciendo necesarios los lentes. Todo lo que vemos pasa por el filtro de las moscas volantes pasadas , ellas determinan nuestras muecas de expresión, sonrisa y agudeza visual. Unas gafas con pinholes o con ranuras, sirven de filtro que integra al cerebro y al ojo y los hacen volver a ver más allá de esa máscara de hilos, de ese enfoque viciado en el que el ojo se quedó fijado. 

LOS SUTRAS, NADIS, HILOS, EL HILO DE VIDA

Ese grafo de hilos expresa la danza, el pulso de espicas que decide por nosotros. Excitarse con: el deporte, la música, las drogas, la GPS del pulso o la GPS genital es hilar, alinear, organizar con la circulación 7-1-7-4-9-10-11, el grafo de muchos hilos C11 formando el C12 y con C14s tejer la redD1 . «En la GPS genital lo mejor es quedar con ganas», subir el grafo de la esposa hasta su máxima expresión y dejarlo en ese punto para seguir deseándola todo el día. Es un error quedar refractario, bajar, perder el hilo conductor y quedarse colgado de la sonrisa que marcó ese placer, sin tener la excitación, el camino, para volver a ese éxtasis.

REPROGRAMANDO DESDE EL PULSO

Al tomar el pulso de los dedos de mis pa-sientes e ir haciendo gimnasias con mis manos , sobre su campo de energía (Senso) esos estímulos míos S van siendo percibidos por su corazón P y sus arterias que son bobinas sensibles a cualquier variación en el campo magnético áureo que las rodea y que ellas generan. Al ir «erectando» sus pulsos, esa mayor excitación sanguínea (P) tonifica las gimnasias (G) de sus dedos, o los relaja; lo que pase en sus dedos se refleja en todo su cuerpo. De ese modo puedo programarlos para que se tonifiquen más allá de lo que están acostumbrados, para que suban a donde sólo suben con: nicotina, cafeína, adrenalina o cocaína y también los programo para que se relajen a los ritmos más amplios de su espiral, a los tonos bajos, donde sólo el licor y los sedantes los llevan. Como su pulso áureo y el vórtice de su entrecejo (que es el que determina la forma de rayar y actuar G) queda programado para pulsar más allá de donde estas sustancias lo llevaban, ellos paran su consumo desde la primera sesión.

Es importante sentirse el pulso en las arterias lumbricales, que pasan a lado y lado de los dedos, porque lo que se conecte en ese pulso se conecta en todo el cuerpo y según , el músculo cardíaco P se debe conectar a los tonos agudos de los plexos 5, 6y 7 , conexión que en el pulso sentimos como una electricidad (agudos) en la arteria. Los bajos del pulso, cuando éste se erecta , se sienten cuando hay placer, placer que es aportado por el marcapasos inferior . El placer se queda cuando no hay excedentes energéticos que generen «mocos». La invitación es a escuchar al corazón y al pulso que cambiarán cada que el dedo o la vista (el aura) se expanda al pasar por un pictograma que excite al corazón.

SENTIMOS CON LA SANGRE, DONDE HAY SANGRE HAY PASIÓN

Con la Resonancia Magnética Nuclear funcional RMNf. Se detectan cambios vasculares (P) en la zona del cerebro donde hay cambios eléctricos (S) inducidos por un pensamiento, imagen o estímulo que se perciba (S).  La SPG describe que un cambio en los músculos (G), ocurre como una respuesta a cambios vasculares (P), los cuales se dan como una respuesta a cambios eléctricos (S). Ese cambio en S y P da un cambio en las secreciones G. Los campos (S) están antes que las (Gs). Una variación brusca en el EEG se detecta 1,5 segs antes de decidir mover un dedo (G). (pagina.352 de placer o dolor ). El orgasmo es una secuencia de gimnasias (Gs) y secreciones (Gs) que ocurre como respuesta a un cambio vascular (P) inducido por una variación brusca de energía (S). Esa secuencia GPS define/ instala una secuencia de pictogramas, los cuales regresan en otro tiempo (disritmia temporal); pero ya sin placer, en forma de síntomas «mocos», en otra matriz espejo de la genital. En el orgasmo continuo, ningún estado particular o pictograma domina, todos están superpuestos, no hay sobrecarga, no hay ese desfase entre la anticipación (sudor Cs C7) y la adaptación (lubricación Mp C3) pagina.352 de placer o dolor .

 

 

C7es la consciencia, C6 la luz, C5 el sonido, D5 el pulso y C16 es la voz, es la GPS que une a éstas. Contar números oyéndose, sin carraspear, para transformar los mocos nasales en armónicos de la matriz de la voz, transforma en placentero cualquier tono emocional.

A lado y lado de los dedos pasan las arterias lumbricales, las cuales se erectan (G), se excitan «como lombrices» ante cualquier campo (S) que las perturbe, aún sin tocarlas. Ellas forman una matriz 7x7 (placer o dolor pag.198) que se repite de un modo holístico y fractal en la voz, el cerebro, los genitales, la oreja, el P, la S, las Gs. Medir/modificar el pulso en esa matriz es modificar las otras. Sanar esa matriz es sanarse. Del pulgar 1 al dedo medio 4 resuenan los plexos inferiores, el hemisferio lógico; del dedo medio 4 al meñique 7 los plexos superiores, el hemisferio hólistico. Tocarse con la punta del pulgar 7 los pulsos 1, 3, 5 en los pliegues de cada dedo, es una gimnasia (G) que permite sentir una electricidad (S) en la piel de los pliegues y esa (S) erecta G el tono vascular, cambiando la circulación (P) en ese 1, 3, 5, 7 de los dedos. Ese nuevo tono vascular (P) instala un nuevo  tono muscular (G) en los dedos y, por ser fractal , la nueva (capa) erección que se instale en la matriz de los dedos (o de los genitales) se instala en el entrecejo, la pelvis, el cerebro, el pecho, coronarias, la voz, las secreciones glandulares, eyecciones, mocos.

 

GPS: el cuerpo son músculos (G) bombeando (P) a una energía (S) (o a una secrecion) o GPS es una energía (S) que excita la sangre (P) a que mueva los músculos (G): SPG.

 

Pase un dedo por los pictogramas, mientras se toma el pulso (P). Al pasar por aquel que mejor define su energía (S), se expande la onda del Pulso . Usted entenderá en que fase está su energía (o la de su pa-siente) cuando 3 pictogramas exciten el pulso P. Ese darse cuenta mejora sus síntomas porque la sóla observación de la energía (entenderla G) la modifica . Es una carrera de observación diaria, sólo empiece y la energía le dictará el siguiente paso. Empieza al entender los pictogramas, luego verá como ellos siempre han guiado su cuerpo. Uno piensa según como se siente, según como esté la energía, es decir según los pictogramas que estén instalados. Una secuencia encontrada, programará sus siguientes pasos y/o le mostrará los pictogramas que están instalados y se están ejecutando en ese presente.

TRATAR A ALGUIEN ES TRATARLO

Este "acariciar" el aura del otro para «erectar» su corazón se podría malinterpretar, desde una visión sexualizada o morbosa, como homosexualidad, promiscuidad o pedofilia por eso es mejor diferenciar la GPS genital del resto de GPSs. Lo que atrapa en una GPS genital es el placer, la adicción y dependencia que el placer genera en el cuerpo de deseos. La única relación adictiva genital que uno se debiera permitir es la de la pareja heterosexual a la que se le es fiel, porque sólo ella nos puede regresar al placer de ser «uno/ella» cada que deseemos.Si volver a tener la dicha de ese orgasmo implica: infidelidad, culpa, droga, homofobia, ese es un placer/ infierno, es una dicha que no se puede sostener y por lo tanto no vale la pena. 

El orgasmo continuo en cambio es una compenetración total donde lo que le falta al Ying es llenado por el Yang , son «dos y uno a la vez», son un Qbit. Tocar el aura de un semejante para darle tono a su pulso es una gimnasia terapéutica que todos hacemos a todos; a veces lo hacemos con consejos, a veces con caricias, con drogas o también con puñaladas. Al cuerpo no le importa de que manera se le haga, lo que necesita son estímulos que le mantengan el corazón vivo y palpitante. 

LA HOMOSEXUALIDAD NO ES NORMAL

Se puede elegir ser un deportista de alto rendimiento, un ejecutivo, un adicto, un músico, un glotón, un meditador o un homosexual, para efectos de la energía es indiferente, el corazón solo necesita estímulos que no lo dejen morir. Al ir rayando, todos oscilamos entre los bajos y agudos de la espiral ; con las rayas se reveló la circulación 7-1-7- 4-9 . Con las rayas la persona sube del ano (1) a la coronilla (7) y concilia esos opuestos en el pecho (4) donde mora el gran cerebro emocional, el corazón (9), responsable de nuestra memoria y de nuestra coherencia. Si cuando la energía pasa por el ano (1) la persona interpreta, con su programa instalado, que: «se siente pequeño, como un culo o una mierda o una basura», o le pica el ano, le duele, siente la hemorroides, le dan ganas de defecar, le pulsa, se le excita o siente deseos o recuerdo de haber sido penetrado, eso sólo es el programa, una interpretación mas y cada quien elige que interpretar/ser. El cuerpo sólo sabe que si la espiral se contrae cerca al entrecejo hay tensión, escalofrío, erección corporal y tensión en el ano y cuando se aleja del entrecejo hay relajación, cabeza grande y sensación de vacío e inmensidad que viene con relajación en el ano. Los pa-sientes que tienen instalado este software de que el ano es una basura o una porquería, cada que tienen que pasar por esta fase estrecha, tuneliforme, de la energía se sienten como si fueran lo peor, actúan como si fueran una escoria, y por más que juren"no volver a pecar" cada que la circulación 7-1-7.... los devuelve al ano (1), dramatizan ese programa: «ser basuara» "1.5 segs antes" de que la voluntad lo pueda evitar. Una violación en la infancia superpone/ placer/dolor, deseo/temor, olvido/apego, rabia/excitación; este Qbit en el que lo bueno se confunde/ con lo malo, lo de uno se perturba/ con lo de otro, crea un yo buscador del reencuentro con su ano 1/1, con su yo infantil violado, ser «uno con uno», ser homo para poder ser hetero. El unico libre albedrío que tenemos consiste en poder elegir que programa reinstalar, poder elegir en que queremos creer. Porque con lo que creemos hoy creamos el mañana. Los niños de ahora se están educando creyendo que la homosexualidad es normal. La acepación, reconocimiento y respeto por la diferencia se ha malinterpretado como la aceptación de lo "normal". Pero es tan normal la homosexualidad como lo es la adicción, la diabetes, la esquizofrenia o la miopía. Es muy válido que nadie debería discriminar a un epiléptico, ni ser "epileptofóbico"; pero tampoco imitarlo; sin embargo, cuando quien padecía esa enfermedad era: el emperador Julio César, Alejandro Magno, Pedro I de Rusia, entonces tal enfermedad se interpretaba como un "mal sagrado" y si hubiese sido tan aprendible, imitable, «contagiosa/» y adictiva como la homosexualidad, hoy en día más de la mitad de la población sería epiléptica. Si por refractaria, mi mujer me deja de gustar o otra me atrae y por que me atrae corro a copular con ella, daño el ensueño de los tres. Si porque lo atrae, un homo corre a copular con su homo 1/1, o lo hace por imitar sus ídolos, probar la moda, ese placer se hace adictivo y se termina creyendo en lo que no vale la pena ni creer ni crear. La cocaina o algunas drogas psicoactivas hacen ver todo diferente, más brillante más intenso, podríamos caer en el atrayente espejismo de que esa es la visón normal y hacernos adictos a «esa mirada». La visión se nubla por épocas cuando el ojo se enfoca más en un hilo o un en una energía interna; pero si corremos a ponernos gafas y ellas nos atraen con la seducción de una visión más nítida, una vez que las usamos quedamos atrapados en ese espejismo que cada vez nos pide más aumento. Algunos adictos eligen la droga y los atrae más que el sexo pero esa mayor atracción no significa que lo normal sea drogarse en lugar de tener sexo. El facilismo es el sello de nuestra cultura; la medicina nos atrae con: senos, nalgas, viagra, gafas, sedantes; la anestesia, «eludiéndo el pecado de Eva», evita sentir, ofrece partos sin dolor; pero negando el placer, elegimos de ese modo el parto con dolor, sufrir .Mientras más se conozca este código del corazón, mejor se podrá escuchar su música y mejor nos guiará su pulso .

 

http:www.sensoterapia.com.co